…es que no tengo fuerza de voluntad…

Fuerza de voluntad. Lidia Bastian

Apelar a la fuerza de voluntad es muy bonito, pero no es más que un mito ? Hay unas tendencias naturales que por mucho que queramos no podemos evitar ✍?

La gente va cambiando de dieta en dieta y sólo logra alcanzar su peso ideal con mucho sufrimiento. Pero lo peor de todo es que, en cuanto se descuidan, vuelven a ganar lo que habían perdido ?
Es habitual las rápidas dietas milagro donde se restringen las calorías muy por debajo de las necesidades nutricionales ???
Nuestros cerebros están tan adaptados a buscar comida que cuando restringimos su ingesta se crea una respuesta psicológica en forma de estrés que, al final, acaba facilitando la ganancia de peso

La solución a nuestros problemas va a ser evitar situaciones en las que vamos a necesitar un montón de fuerza de voluntad ?

Haz que los alimentos saludables sean fáciles de comer. Buscar una dieta equilibrada
variada y práctica es la mejor opción ??
No debemos pensar que comemos ciertas comidas sólo porque son sanas ? Tenemos que pensar que lo hacemos por que están ricas ? Buscar los platos saludables que realmente nos gusten. No tiene ningún sentido obligarnos a comer acelgas hervidas si las detestamos, pues a la mínima comeremos cualquier otra cosa que nos guste ???

Los estudios demuestran que es más fácil llevar una alimentación saludable si la comida sana está a la vista y siempre disponible. Por ejemplo el frutero a la vista ??????

Si te enfrentas a una situación difícil, traza un plan ?
Si sabes que vas a ir una fiesta llena de comida apetecible. Y recuerda que la fuerza de voluntad no funciona. En vez de pensar “no voy a coger ninguna de las frituras que están pasando delante de mis ojos” piensa algo como “voy a coger sólo una cosa de cada, para probarlo todo”. Es muy probable que esta segunda estrategia funcione mejor que la primera ??

Si Conoce tus debilidades o en qué momento tienes más apetito en el día. Trata de no pasar por el pasillo prohibidos en el supermercado. No tengas tentaciones en casa o anticípate al momento crítico del día, teniendo al lado un snack saludable y no compres cualquier cosa que te apetezca.

Al final, convertirás estas estrategias en costumbres, y eso es mucho más eficaz que seguir una dieta.

Si el estrés diario lo mitigas comiendo o bebiendo. Empieza a eliminar este estrés. Busca otros amortiguadores emocionales o de estres (andar al aire libre, hacer punto de cruz, ver una documental, darte un masaje, leer, etc…) ??️??‍♀️?


Disfruta de la comida. No engullas. Hay evidencias de que al saborear la comida, estarás satisfecho con raciones más pequeñas.

PUEDES YA MISMO EMPEZAR SIN TENER CERO FUERZA DE VOLUNTAD ?

Lidia Bastian

3 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*