¿ES BUENO DESAYUNAR HUEVO?

Desayunar huevo. Lidia Bastián

Es muy frecuente que me preguntéis si podéis desayunar huevo. Todo apunta que es lo más idóneo para darle calidad a vuestra alimentación.
Hace unos meses cambié mi desayuno y decidí desayunar huevo. Mi forma más favorita es en forma de tostada con una rebanada integral u otro cereal con lomo embuchado y un huevo cocido.

Desayunar huevo. Lidia Bastián

Después de unos 2 meses volví a mi desayuno habitual, eliminando el huevo. Sentí un cambio en mí. Me sentí menos saciada, tenia menos energía, etc. Por tanto, he vuelto al huevo, pues los beneficios que me aportan creo que son maravillosos. ?
El mayor problema de todos es la pereza a desayunar cuando madrugamos. El 50 % no desayuna porque claro “no da tiempo” y el otro 30% me “como galletas porque es lo más fácil”.
El caso es crearse excusas. El huevo ya lo venden cocido en los supermercados. Son 10 minutos de desayuno. Creo que desayunar y elegir un buen desayuno es un cambio que merece la pena hacer.
Aplica el refrán, DESAYUNA COMO UN REY, COME COMO UN PRINCIPE Y CENA COMO UN MENDIGO. Y te aseguro que mantendrás tu peso con toda seguridad.

Desayunar huevo. Lidia Bastián

El huevo se asocia más al desayuno americano en forma de huevos revueltos, pero es muy común desayunar un huevo en otras partes del mundo, sobre todo en Europa. En la forma de cocinar el huevo está la clave, no se me vengan arriba y empiecen a comer huevo fritos como locos.

Aportan energía sostenida porque no provoca un aumento en el azúcar en sangre o en los niveles de insulina. Y en cuanto a la fuerza muscular, su ingestión influye en la masa y función en personas de todas las edades. Un solo huevo proporciona más de seis gramos de proteínas (el 13% de lo recomendable), que puede ayudar a la gente a reforzar y preservar su masa muscular, o al menos a prevenir en ancianos su pérdida.
Comer huevos de modo regular no afectará a la salud de nuestro corazón. Es más, en su composición contienen un nutriente llamado colina que mejorará la salud cardiovascular y cerebral. Es decir, incluir huevos en tus desayunos no hará que se eleve tu colesterol malo, sino que te permitirá regularlo. Aunque consumas 2 huevos al día tus niveles de colesterol no variarán. Y no lo digo yo, sino un análisis estadístico de aproximadamente 224 estudios dietéticos realizados durante los últimos 25 años.

En especial para embarazadas y madres que den el pecho, la colina es necesaria para el correcto desarrollo del cerebro del feto, exactamente para el desarrollo de su memoria

VENTAJAS
• Contienen proteínas, hierro calcio, riboflavina, vitamina B12, vitamina B6, selenio, ácido fólico, zinc, potasio, magnesio y otros minerales esenciales. Para ser perfectos le faltan vitamina C y fibra, así que tendrás que acompañar tus huevos con tomate, orégano, perejil, etc.

• Nos dejan más saciados
Seguro que en alguna ocasión habrás leído que los huevos nos pueden ayudar a perder peso. Los huevos son ricos en proteínas y contienen un índice nutricional muy elevado. Por lo tanto, nos van a ayudar a sentirnos muy saciados y a aguantar en perfecto estado hasta la hora del almuerzo. Todo ello te va a permitir tener más energía y tener que consumir menos calorías.

• Los huevos son buenos para tu salud cerebral
¿La razón de ello se encuentra de nuevo en la colina, ese nutriente esencial que regula a su vez nuestro nivel de ácido fólico? Gracias a este equilibrio bioquímico, mejoran sobre todo los mensajes entre los nervios y los músculos.

• Se reducen las inflamaciones
Basta con desayunar entre 3 y 4 días por semana un huevo en tu desayuno para que la colina te ayude a bajar los marcadores inflamatorios. La colina reduce los niveles de homocisteína en la sangre, un aminoácido tóxico que daña los vasos sanguíneos. Los huevos como fuente de vitaminas del complejo B impiden que la homocisteína se acumule

La vitamina D la encontraremos en la yema del huevo. Y como ya sabes, tener un nivel bajo de esta vitamina va a provocar que nuestros huesos estén débiles y que tengamos menos defensas.
También provoca que ello se vea reflejado, sobre todo, en la debilidad de nuestro cabello y de nuestras uñas. Y, por último, en dolores musculares y en un cansancio muy acusado.

Si la pereza acompaña  intenta siempre que puedas  en tu día de descanso o el fin de semana, desayunar huevo. O en tal caso de madrugar de forma excesiva que casi no puedes abrir los ojos, introducir una media mañana potente introduciendo huevo.

TODO EL MUNDO A DESAYUNAR HUEVO…. con las siguientes imágenes se te hará la boca agua 🙂

HUEVO A LA PLANCHA

Desayunar huevo. Lidia Bastián

HUEVOS REVUELTOS DE TODA LA VIDA

Desayunar huevo. Lidia Bastián

TORTILLA FRANCESA

Desayunar huevo. Lidia Bastián

Lidia Bastián

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*